lunes, 9 de diciembre de 2013

Nochevieja

de Natalia Méndez


Un poema sobre los recuerdos propios y los prestados, en libro acordeón con calado. Primera edición: 20 ejemplares numerados.

Mi abuela mira y mira
tratando de reconocer.
Dice con seguridad:
"eso no es, no hay escaleras".
Y sabemos los tres
que en setenta y cuatro años
quizás
alguien puso escaleras.
Pero no decimos nada.







3 comentarios: